Después de mandar las pruebas de que mi matrimonio es de buena fe ¿qué sigue?

matrimonio y arreglar

Como ya sabemos, una de las formas más comunes mediante las que un inmigrante puede arreglar es si se enamora de un ciudadano o residente permanente, y se casan. 

Esto sucede porque tanto ciudadanos como residentes tienen la posibilidad de pedir a su pareja para que obtenga la residencia permanente y pueda permanecer en Estados Unidos, construyendo juntos el hogar que desean.  

Es algo muy bonito, pero como todo trámite migratorio cuenta con una serie de requisitos para poder ser exitoso. Uno de los más importantes es que la pareja demuestre que se matrimonio es de buena fe.  

¿Por qué sucede esto? Porque hace unos años, muchas personas se casaban simplemente para que la persona extranjera pudiera arreglar, y se volvió algo que se hacía por conveniencia.  

Gracias a esto, demostrar que el matrimonio es legítimo se volvió un requisito indispensable para poder obtener la residencia de esta forma.  

Ahora bien, ¿qué pasa después de que ya se ha demostrado y las autoridades migratorias dieron su aprobación? 

Ya en este punto del proceso toda la documentación habrá sido enviada y aprobada, así que serás elegible para solicitar la tarjeta verde.  

Si estás fuera de los Estados Unidos el proceso es diferente que si estás dentro del país. En el primer caso, deberás hacer lo que conocemos como proceso consular, es decir, hacer la solicitud en la embajada o el consulado de los Estados Unidos en tu país. 

En el caso de encontrarte dentro del país, tú y tu cónyuge tendrán que presentar una entrevista juntos. El fin de esta es determinar ya definitivamente que el matrimonio es de buena fe, y que sí eres elegible para recibir la green card.  

Finalmente, recibirás tu green card a la dirección de tu hogar en Estados Unidos. Es muy importante que no olvides que tu residencia permanente será condicional durante 2 años, tras los cuales tendrás que pedir que le quiten dichas condiciones.  

Se trata de una última medida de las autoridades migratorias para cerciorarse que el matrimonio es legítimo y tiene toda la intención de durar mucho tiempo. 

La residencia por matrimonio es sin duda una de las más solicitadas por los inmigrantes, y por eso mismo el proceso para obtener una puede ser muy delicado. Te invito a buscar la asesoría de tu abogado/a de inmigración de confianza antes de iniciar cualquier trámite.  

¿Esta es tu situación? Si te gustaría que echemos juntos un vistazo a tu caso para saber cuáles son tus opciones, puedes contactarme al 702-829-5290 y me dará mucho gusto poder ayudarte.  

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Artículos que te pueden interesar