¿Es mejor aplicar a la visa de prometido o a la residencia por matrimonio?

Cuando hablamos de pedir a la pareja, existe la posibilidad de pedirle una visa de prometido o la residencia por matrimonio, dependiendo de ciertos factores. ¿Cuáles son? Te lo cuento en este artículo.

Inicialmente, la visa de prometido o visa fiancé fue creada con el objetivo de que un ciudadano pueda traer a su pareja al país y casarse con ella dentro de los Estados Unidos.  

La otra opción es casarse en el país de origen de la pareja, y que luego el cónyuge ciudadano someta una petición para el/la que vive en el extranjero. Esto es lo que conocemos como residencia por matrimonio.  

Diferencias entre la visa de prometidos y la residencia por matrimonio 

Por lo general, la visa de prometido tarda menos que la residencia por matrimonio (7 meses contra 10 o más). Esto es muy ventajoso para parejas que quieran estar juntos en el país lo más pronto posible. El problema es que una visa fiancé solo puede ser pedida por un ciudadano. Un residente permanente no cuenta con esta posibilidad.  

También es mejor opción la visa fiancé si la pareja desea casarse dentro de los Estados Unidos. Por otro lado, si hay dificultades para casarse en el país de origen de la persona (por ejemplo, en el caso de un matrimonio entre 2 personas del mismo sexo), la visa de prometido es la mejor alternativa (siempre que la persona que hace la petición sea ciudadana).  

Por otra parte, la residencia por matrimonio cuesta un poco menos que la visa de prometido. Además, permite que la persona llegue a Estados Unidos ya con su residencia. La visa fiancé lo que hace es que te permite entrar al país y luego aplicar para obtener la green card.  

De esta información podemos concluir que la mejor opción será aquella que se ajuste más a tus necesidades y a tus circunstancias particulares.  

Recuerda que este artículo es informativo, y que si tienes dudas sobre tu caso, lo mejor es que te asesores con tu abogado de inmigración de confianza.  

¿Te gustaría que te ayude? puedes contactarme al 702-829-5290 para que examinemos tu caso y puedas tomar la mejor decisión. ¡Estoy aquí para ayudarte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Artículos que te pueden interesar